Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Volviendo a la escuela tras el fín de la guerra

La guerra de 50 años en Colombia dejó un legado de deserción escolar. Testimonio de ello son las escuelas abandonadas a lo largo del país, un hecho que acentúa la brecha entre el campo y la ciudad.

Los artistas Juan Manuel Echavarría y Fernando Grisalez llevan más de 20 años recorriendo el país fotografiando estas escuelas. Durante este tiempo y sólo en las regiones de Montes de María, Caquetá, Chocó, Putumayo y Meta han encontrado alrededor de 200 escuelas abandonadas.

Sus fotografías relatan historias de despojo, guerra y desplazamiento. Escuelas que se transformaron de lugares de aprendizaje para niños a centros de formación de ejércitos.

Silencio Armado (Bajo Grande, Bolivar) Fundación Puntos de Encuentro.

Estas fotografías cuentan historias de vida de sobrevivientes del conflicto, muchas veces de masacres.  Estos sobrevivientes regresaron buscando un hogar que ya no existe, y por lo tanto debieron ocupar las construcciones que aún quedaban en pie las cuales muchas veces eran solo las escuelas. Éstas imágenes muestran de una forma muy simple la realidad que se vivió en las esquinas abandonadas de Colombia y se han convertido en una muestra de la violencia del país.

“Esta es la memoria de lo que ha sido la educación en Colombia” – Juan Manuel Echavarría (Fuente)

Testigo (Limón, Bolivar) Fundación Puntos de Encuentro.

Hoy, luego del Acuerdo de Paz en Colombia, la guerra y la violencia ya no son la principal causa por la cual los niños y jóvenes de Colombia no asistan al colegio. Aún así, la deserción persiste. Ahora el país enfrenta otros retos, uno principal es la distancia que deben caminar para poder ir a clases.

El Instituto Republicano Internacional (IRI) ha venido apoyando en el congreso de Colombia la conformación de una comisión multipartidista de seguimiento a la construcción de paz #DelCapitolioAlTerritorio. Con esta iniciativa se han acompañado visitas de varios congresistas a las regiones para verificar los avances en la implementación de políticas públicas relacionadas con la construcción de paz en el territorio.  La deserción escolar y las dificultades que los niños colombianos de zonas rurales enfrentan para asistir a las escuelas ha sido un tema reiterado en estas visitas.

Durante noviembre y diciembre del 2018, el IRI estará apoyando la exposición fotográfica “Silencios” de Juan Manuel Echavarría en el Congreso de la República de Colombia para que los Representantes a Cámara y Senadores no olviden que la deserción escolar aún existe.  Ésta muestra busca además socializar el trámite legislativo del Proyecto de Ley 144/2018 que busca mejorar las condiciones de transporte escolar rural para niños, niñas, y adolescentes en Colombia.

Este proyecto de ley busca aportar soluciones concretas para borrar las huellas que ha dejado la deserción escolar en el país. Este proyecto focalizará municipios en los que por condiciones geográficas o de mercado no sea posible prestar el servicio motorizado de transporte, para que éstos puedan contratar medios alternativos como pangas, burros, o yipaos, entre otros, en condiciones de seguridad.

El pasado 5 de diciembre, se aprobó el primer debate legislativo de cuatro de esta propuesta de ley, acercando la posibilidad de que los niños y adolescentes de Colombia accedan de manera más fácil a la educación. Con éstas exposiciones, el IRI espera que congresistas en la Cámara y el Senado continúen votando en contra de la deserción escolar y a favor la esperanza de los niños y niñas colombianos de poder ir a la escuela.