Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Violencia en Redes Sociales: Un fenómeno que debemos prevenir

Es muy interesante como a nivel global la adopción de nuevas tecnologías avanza desenfrenadamente. De antaño suena hablar de una época donde no se tenía acceso a un dispositivo móvil. Al menos esto es así en Latinoamérica incluyendo regiones rurales. Y es que si somos más específicos y hablamos de Centroamérica sorprende el dato de saber que algunos países del istmo tienen más dispositivos móviles que ciudadanos. ¿La digitalización masiva un fenómeno sólo del Triángulo Norte de Centroamérica?

 De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para el año 2015 en la región de Centroamérica se contabilizaban 44.4 Millones de habitantes y un total de 53.7 Millones de celulares.  Un excedente de más de 9 Millones de líneas telefónicas móviles en las que ya no sólo se realizan llamadas, si no constantes visitas a plataformas como Facebook, Twitter, Instagram y Tinder (y seguramente muchos otras más). ¿Que tiene la tecnología que nos atrae tanto? ¿Que tienen estas plataformas que fascinan al centroamericano que aún con recursos limitados ve la forma de estar "online"? Sabemos que es el miedo a perder. El miedo a estar desconectados de un mundo que avanza a paso galopante. Las plataformas digitales hacen tan buena labor informándonos ya que a la vez nos hacen sentir empoderados y que podemos emitir nuestra opinión, voz y voto aún para aquellas cosas en las que realmente no tenemos nada que aportar. Pero no hay barreras en las herramientas digitales. Al final es sólo un mundo virtual ¿O no?

Violencia en Redes Sociales: una cuestión global y local

Con una adopción de tecnología tan abrumadora y con una fascinación tan alta detrás de los medios digitales se veía que algunas cosas empezarían a cambiar, se presumía que el uso de tanta tecnología tendría aristas complicadas que las generaciones previas no tuvieron que afrontar. Y un cambio de paradigma que hoy hemos empezado a vivir es a dejar de considerar lo digital como un mundo aparte. Las Redes Sociales son espacios y herramientas donde se produce todo tipo de actividades. La violencia es una de tantas y por ser producida en plataformas diseñadas para generar notoriedad, sus alcances son muchas veces mayores que la que se da en medios tradicionales.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia como: El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones. Como vemos la definición de Violencia es bastante amplia y abarca muchos fenómenos que vemos que ocurren hoy en Redes Sociales: CyberBulling, Suplantación de Identidad, Acoso Cibernético, Linchamientos Digitales y Amenazas. Centroamérica no se queda atrás en la incidencia de violencia digital y a esto hay que sumar la peculiaridad que la región ya posee un historial de violencia que intensifica estas formas digitales de expresarla. Róger Olivas en el Nuevo Diario de Nicaragua lo expresa como "El escarnio en la época de las Redes Sociales".

La cuestión en medios digitales es que no sólo se está generando violencia, se está dando un fenómeno que había quedado en el pasado: La humillación pública. Se trata de un tipo de tortura ya que busca menoscabar la dignidad del ser humano. Cuando los usuarios de Facebook y Twitter empezaron a generar memes sobre la guatemalteca Dayane Rivas quien sufrió de Humillación Pública en Medios Digitales, la explicación de su intenso sufrimiento radica en que la tortura que vivió es percibida por su cuerpo y cerebro al mismo nivel de intensidad que si la hubiera recibido físicamente.  Este mismo tipo de abuso fue el que llevo al suicido a una joven italiana. "Mi sobrina ha sido asesinada por la web y por la indiferencia de muchos", dijo una de las tías.  "T.C., de 31, se ahorcó en su casa tras vivir bajo las burlas y los insultos después de que una grabación íntima se difundiera y llegara a convertirse en tema de memes, camisetas o canciones."

Una luz al final del túnel: La Prevención

No podemos hacer nada por los linchamientos digitales que se han dado en el pasado. Han quedado víctimas que nunca volverán a ser iguales. Seres Humanos marcados por la indiferencia y "anonimato" que los medios digitales les proveen a sus victimarios que les han causado daño (aún de forma inconsciente).  Lo cierto es que las oportunidades para minimizar estas situaciones empiezan con un proceso en el que las Redes Sociales nuevamente son un instrumento idóneo: La difusión y prevención de la Violencia de Dialogo, Humillación Pública y demás formas de expresión de estos comportamientos inhumanos. La mejor forma de evitar la Violencia es la Prevención. Y en este sentido vale la pena mencionar un caso y es el de Juntos Prevenimos.

#JuntosPrevenimos *

Más allá de ser una estrategia de prevención de la violencia, se ha convertido en un movimiento que busca concientizar sobre las consecuencias de la violencia en la región. Nacida como una campaña en Redes Sociales el movimiento #Juntos Prevenimos, desarrollada por el Instituto Republicano Internacional (IRI), buscaba cubrir varios objetivos: mapear los actores relevantes en el tema de la violencia, las causas y efectos de la violencia en la región, la participación de la ciudadanía en el tema de la prevención de violencia y las diferencias entre violencia y agresión. Una fusión entre Arte y Activismo Social que ha llevado a demostrar que el ciudadano es el elemento más valioso para evitar que la violencia se genere. Como el título de esta publicación indica, la violencia en Redes Sociales es un fenómeno que debemos prevenir. Y que mejor forma que a través de la vitalización de estos mensajes no sólo a través de las Redes Sociales sino por diferentes foros y actividades donde el tema sea relevante. Esto nos ha llevado hasta lugares tan lejanos físicamente como la ciudad de Liverpool, pero donde los intereses son comunes: reducir la incidencia de la Violencia. El futuro es brillante y la discusión de ideas es lo que nos llevará a mejores soluciones de las problemáticas que vivimos en el presente. La primera barrera contra la violencia es la conciencia de su existencia. Así que en efecto luego de esta publicación, tengamos la satisfacción que #JuntosPrevenimos. 

*La campaña en redes sociales para prevenir el crimen y la violencia, #JuntosPrevenimos, es una iniciativa del IRI que ha trabajado en los programas sobre prevención del crimen y la violencia en Centro America con el apoyo del gobierno de Canadá y la Fundación Nacional Para la Democracia (National Endowment for Democracy).