Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Los Protagonistas de la Maratón de Ideas (Ideathon)

Cuando hablamos de jóvenes, a menudo se habla del ciclo de la violencia, del ciclo de las drogas, o incluso al del ciclo de la inseguridad aludiendo al día a día que rodean a los jóvenes en Panamá. Sin embargo, permítanos presentarles un nuevo ciclo de juventud, el ciclo del cambio y de la innovación social, el cual recluta a jóvenes para capacitarlos en formulación de proyectos, convirtiendo sus ideas en proyectos realizables y creando un impacto social positivo. Bienvenidos a la Maratón de Ideas.

En 2016, la Maratón de Ideas (conocido como “Ideathon” en inglés) tuvo lugar en las Ciudades de Panamá y San Miguelito donde se capacito a más de 150 jóvenes en análisis de problemas, sostenibilidad, formulación de objetivos a alcanzar, actividades a desarrollar, presupuesto, alcance y efectividad de los proyectos. En 2017, la Maratón fue replicado con 36 jóvenes en la municipalidad de Colón.

Después de capacitar a los jóvenes, las ideas brillantes se convirtieron en proyectos realizables, con objetivos basados en sus diversas experiencias y realidades, ¿A través de quien se conoce mejor la comunidad que por los propios jóvenes que en ella conviven? Este fue el caso de Elías y Lurys quienes conforman el proyecto “Cambio de Cultura, Cambio de Vida”; Aldayr y Melody, integrantes de “Vale Estudiar”; Radamés, José, Edwin, Tyron, Samir y Shajan, miembros de “El 11avo Arte”; y Paola, lideresa del proyecto EMPRO. En estos cuatros proyectos lo más importante no solo eran los objetivos e indicadores sino también los jóvenes que lo conformaban y como esto impactaría sus vidas.

La Maratón de Ideas ha sido realizada por segunda ocasión por el Municipio de la Ciudad de Colón. / Día Deportivo del Proyecto EMPRO.

Los cuatro proyectos recibieron un capital semilla para ejecutarse. Estos impactaron directamente a 216 jóvenes empoderándolos y capacitándolos con talleres en arte urbano, reforzamiento escolar, música, deporte, actividades culturales, y llegando indirectamente a más de 204 jóvenes, y creando un ambiente comunitario positivo. Estos talleres les dieron las herramientas para decir a la violencia, a la inseguridad, a las drogas y a las pandillas que aquí hay jóvenes que creen en un cambio positivo, y que dicen, sí a mejorar la comunidad.

Sin embargo, el impacto de esta experiencia no solo fue en las comunidades sino también en los jóvenes protagonistas. Esta experiencia de capacitación, formulación y ejecución de los proyectos les permitió desarrollar sus habilidades de vida y de liderazgo así como la gestión de emociones y emprendimiento. Esto se ha visto reflejado en sus planes de vida y les ha dado oportunidades importantes para su desarrollo personal y profesional. Por ejemplo, de El 11avo Arte, Radamés Martínez fue seleccionado por el Municipio de Panamá para participar del World Culture Camp 2018 que se realizó en Corea del Sur; José Montenegro recibió una beca para estudiar inglés en Canadá; de Vale Estudiar, Aldayr Ortega fue nombrado Secretario de la Juventud del Municipio de San Miguelito; de EMPRO, Paola fue invitada como capacitadora a la edición 2018 de la Maratón de Ideas del Municipio de Colón y a participar de la Global Youth Economic Opportunities Summit 2018 en Washington, DC.

A raíz de su experiencia como emprendedores sociales, estos jóvenes han decidido unirse y formalizar una iniciativa llamada “Panama Youth Connection” que será una red que buscará brindar apoyo proyectos juveniles y acercar a jóvenes a oportunidades de voluntariados y activismo social.

Al estar con estos jóvenes desde su capacitación, premiación y ejecución del proyecto hemos podido testimoniar su avance a nivel personal y profesional. Quienes comenzaron siendo jóvenes con dudas sobre las oportunidades que tenían en la vida y difícilmente podían identifica formas de contribuir a sus comunidades, ahora son líderes y mentores de otros jóvenes que sienten una responsabilidad para impactar positivamente a sus comunidades y ayudar a otros a hacerlo también.

El ciclo se repite: capacitación de jóvenes, formulación y ejecución de proyectos; perfeccionándose según el contexto. Primero, fue en la provincia de Panamá, en los distritos de Panamá y San Miguelito, luego se repitió en la Ciudad de Colón. En estas tres experiencias, los jóvenes capacitados convirtieron sus ideas en proyectos realizables y los ejecutaron para hacer un cambio social positivo en sus comunidades.