Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Defensores de la democracia: Cuba, Dra. Daily Coro

El COVID-19 amenaza no sólo las vida de las personas, sino también la de los gobiernos y las instituciones democráticas. El Instituto Republicano Internacional (IRI) conversa con socios y otros líderes que han estado en “primera línea" en la lucha mundial por proteger y fortalecer la democracia.

En esta nueva serie, #DemocracyFirstResponders, hablamos con un activista para la democracia de Nepal, un periodista de Zimbabwe, un ex funcionario del gobierno de Georgia y otros para hablar de sus esfuerzos por evitar el debilitamiento de la democracia durante el COVID-19.

En el quinto episodio de esta serie, nuestra presentadora Natalie Longwell habló con la Dra. Dayli Coro, ex jefa de la Comisión Médica de Higiene y Epidemiología de Cuba en Venezuela, quien hoy vive en España y es crítica de las misiones médicas internacionalistas de Cuba.

Puedes escuchar esta conversación y otras suscribiéndote al Podcast Global en Soundcloud, Podcasts de Apple, Google Play o donde prefieras escuchar tus podcasts. A continuación, encontrarás una transcripción, editada por razones de claridad y tiempo, de esta conversación.

Natalie: Dra. Coro, muchas gracias por estar con nosotros. ¿Puede describir su experiencia trabajando en el sistema de atención médica de Cuba y el acceso que tiene el cubano promedio a una atención médica de calidad?

Daily: El sistema cubano está estructurado en tres niveles: el primario, secundario y terciario. El primario viene siendo como tal, los médicos de familia, los policlínicos, el nivel secundario los hospitales y el nivel terciario, los centros de investigación.

Ahora en la realidad Cuba en sí cuenta con un gran número de médicos por habitantes, aproximadamente 9 médicos por cada 100 mil habitantes. Pero un sistema de salud que no tiene economía, que no tiene medio de diagnóstico, que no posee el acceso a nuevos medicamentos ni a tecnología de punta… la medicina es una ciencia, que si no tienes una tecnología y tus médicos no están actualizados en esta tecnología, esto va a dar al traste con el acceso a la salud.

O sea, que solamente los médicos en un sistema de salud no pueden resolver mucho. Esa es la situación en Cuba - existen muchos médicos por habitante, pero no tenemos medios para diagnosticar, ni para tratar, ni para resolver los problemas como tal de la población.

La población cubana no fallece por los médicos, si no porque no existen medios y las características de salubridad de Cuba son pésimas. Dado el sistema social, el sistema gobernante, el flujo de información es reducido. Los médicos no tienen acceso a un flujo de información real desde el exterior, ni existe dentro del país el flujo que va a dar al traste.

El acceso a internet es muy limitado. Los sitios web médicos internacionales están restringidos.

Por ejemplo, ahora mismo, con esto de la situación del COVID, los protocolos se van a redactar, por supuesto, según las normas cubanas en Cuba. Pero estas no cumplen en todo momento todos los estándares internacionales. Hoy, por ejemplo, están usando las mascarillas de tela. Sin embargo, los protocolos de la Organización Mundial de la Salud dicen que no se debe usar tela en los médicos que van a tratar a pacientes con COVID19. Sin embargo, el protocolo que tienen los cubanos lo que le indican es que el médico en cuerpo de guardia use mascarilla de tela y que con eso va a estar protegido.

Al restringir el acceso a toda la información internacional, la única que no va a llegar va a ser la que se haga el Ministerio de Salud cubano. El médico dentro de la isla no va a poder rebatirla porque no tiene conocimiento de esto ni puede buscar información por otras vías.

El Internet para el cubano normal es extremadamente caro. Un médico con un salario no tiene, no puede pagar, no puede darse el lujo de pagar internet para estudiar mediante internet. Tiene que asistir a biblioteca, que generalmente los libros a los que tienen acceso de autores cubanos de la década de los 90, o sea que material no actualizado.

Los médicos, como le decía, no podemos hablar libremente de lo que ocurre con el estado de salud de la población. No, no existe un feedback entre la población cubana, la población cubana en el Ministerio de Salud y el gobierno cubano. Porque ellos siempre ellos tienen su premisa, es dar la imagen de que todo es excelente en Cuba, entonces no pueden tener un profesional que le diga.

“No es excelente en Cuba porque los ciudadanos cubanos no tienen agua” y si no tienen agua pueden padecer enfermedades parasitarias.

Mientras no exista un cambio de sistema no va a haber mejoría ninguna para el estado de salud cubano.

Natalie: Puedes decir un poco de tu experiencia como participante de las misiones médicas cubanas.

Daily: Mi experiencia real fue en Venezuela durante dos años y siete meses. Las misiones médicas si se cumplieran el objetivo humanitario, fuese excelente, porque es cierto que muchos países de América Latina tienen necesidad real de médicos, sobre todo en zonas de difícil acceso, en comunidades alejadas de las ciudades.

Creó a principios de los años 2000, un sistema internacional de ayuda, que fue cuando luego lo insertó en Venezuela, que intentó establecer en Venezuela el mismo sistema que en Cuba a los tres niveles, pero que iba paralelo al sistema de salud venezolano. Que en ese caso los problemas de salud de Venezuela para nada se resolvían. Ellos promocionaban como que tenían un número de oftalmólogos, cuando un por ciento de los oftalmólogos no era especialista en oftalmología, era solamente un diploma, un diplomado de seis meses o un año, en oftalmología.

En estos países. En mi opinión, son solamente de influencia, ejercer influencia política sobre las regiones, porque realmente resolver los problemas de salud de las regiones, no los resuelve.

Por ponerte un ejemplo, en la región donde yo estaba, en Venezuela, era el gran por ciento de pacientes infectados con VIH… Allí había varios problemas también que se derivaban de la propia infección por VIH. Había mucha necesidad de cardiólogos, necesidad de nefrólogos y sin embargo, Cuba no hacía tampoco… No, no dejaba que se diagnosticaran estos problemas, por lo tanto, no se resolvían.

Y las cifras, al no recoger las estadísticas reales, por supuesto no se pueden trazar estrategias para hacer influencia a los problemas de salud. Ellos solamente daban a conocer los problemas que ellos podrían resolver. Los problemas que ellos no podían resolver era como si no existieran.

Natalie: La siguiente pregunta es entonces cómo ustedes estaban controlados e intimidados en las misiones, de tal manera que no respondían a las necesidades de los pacientes necesariamente, sino cómo eso afectaba a la buena atención del paciente.

Daily: Yo, solamente tengo la experiencia de Venezuela, pero lo que puedo conversar con mis compañeros en lo que nos cuenta la experiencia siempre con las misiones viaja un agente de la seguridad del Estado cubano.

Los agentes te van a acosar psicológicamente, van a ejercer violencia verbal, vas a recibir como tal amenazas, te pueden bajar tu salario, pero además los médicos, aquellos que no deseen salir de la misión, van a ser castigados, que no pueden entrar a Cuba durante ocho años.

Te amenazan con tu familia también… Siempre hay una frase muy común de ellos es que “mientras hagas lo hagas las cosas bien, hagas las cosas como te decimos tú y los tuyos van a estar bien”.

O sea que ellos saben el poder que ejercen los departamentos del Ministerio del Interior y la Seguridad del Estado sobre la vida del cubano.

Natalie: ¿Volviendo al tema de las misiones, como saliste del sistema?

Daily: Yo cuando llegué a Venezuela a los tres meses, realmente solicité mi baja. Solicité que quería regresar a Cuba y no fue posible, porque realmente había firmado un contrato de dos años, tenía que cumplir mi contrato de dos años. En total tuve dos años y siete meses porque lo único que me decían era que yo no tenía relevo. Me desempeñé como médico intensivista y dirigí una sala de terapia, la que yo no tenía un relevo, porque el porciento de médicos que estaban dispuestos a ir a Venezuela cada día se iba reduciendo mucho más porque ya los médicos que habían ido sabían la situación en Venezuela cómo se estructuraba ahí.

Cuando llegué a Cuba, me incorporé al sistema de salud y allí me negaron la continuidad de estudios. Yo, por el reglamento del ministerio, yo tenía que continuar la especialidad hasta la especialidad de terapia intensiva y me la negaron rotundamente, en el puesto de trabajo donde estaba veo que no era como tal bien aceptada por los dirigentes cubanos, normalmente habían capacitaciones y me dejaban fuera la capacitaciones.

No tenía puesto de trabajo fijo, estábamos contratados. El momento en que empezaba a exigir las cosas como tenían que hacerse, porque antes que todo hay que ser profesionales, más cuando estás cuidando una vida humana, cuando empezaba a exigir las cosas como tenía que hacerle, los responsables los empezabas a llamar por su nombre me cambiaban de puesto de trabajo. Cada vez que había una situación que podía ser polémica, ellos buscaban la forma de que me sacaban de la situación.

No tuve un curso profesional a los seis meses yo solicito el cambio de puesto legalmente y lo que me viene es una sanción, me separan del Ministerio de Salud durante dos años y lo que me informan es que, si yo deseaba incorporarme nuevamente al Ministerio de Salud, tenía que ser bajo sus normas, al lugar donde ellos quisieran y hacer exactamente lo que ellos quisieran… Y no, no tenía posibilidad a estudiar ninguna especialidad.

Natalie:  Vale. Tú dijiste que a los tres meses querías irte de Venezuela, ¿por qué?

Daily: Yo salí con 24 años, recién graduada de la carrera de Medicina, había hecho un diplomado de terapia intensiva junto con el sexto año y lo que nos informan es que yo voy a pasar dos años en Venezuela haciendo función de intensivista, pero que iba a tener un profesor, que las decisiones como tal no las iba a tomar yo, porque terapia intensiva es una especialidad de mucha responsabilidad

Ahí estás atendiendo pacientes que va a determinar si vive o si muere en su momento la decisión que toma y tienes que estar bien preparada, tienes que tomar decisiones rápidas y yo era recién graduada.

Cuando veo que llego a Venezuela, que no tenía profesor ninguno, que incluso yo iba a dirigir una terapia intensiva en ese momento y además de ver las condiciones que eran guardias de 24 horas, solo puedes descansar 24 horas y en ocasiones ni siquiera las 24 horas se descansaba, porque incluso tenía que dar clase de medicina, cosa que no me habían dicho.

Tenía que dirigir higiene y epidemiología en el Estado y comisión médica también, era una sobrecarga, que era una explotación, como tal. Y además de que iba a desempeñar un papel para el cual yo no tenía una categoría profesional en el momento. A los tres meses solicité por supuesto que me sacaran de allí, que me regresaran a Cuba o que me cambiaran con un profesor titular

Nos decían también en Cuba que en Venezuela íbamos a recibir cursos de capacitación, que podríamos incluso empezar a hacer la especialidad en Venezuela.

Y esto nunca fue real.

Cuando llegamos a Venezuela, nada de eso fue real.

Natalie: Bueno, entonces yendo a la situación actual, Cuba no es no es inmune a la pandemia del coronavirus. Incluso muchos están haciendo, se están contagiando dentro de la isla y aun así el régimen sigue mandando cientos de doctores a misiones internacionales, mientras muchos cubanos no pueden tener ese cuidado médico que ellos necesitan o ni siquiera tienen acceso a jabón o a lavarse las manos o a las mascarillas u otros implementos básicos que se necesitan para tomar medidas preventivas. ¿Por qué el régimen toma la decisión de mandar tanto personal médico afuera, precisamente cuando los cubanos necesitan más de esta ayuda?

Daily: Es un momento oportuno para el sistema de salud cubano, de que esa imagen que se había ensuciado un poco con toda información que está saliendo de las misiones, vuelva a enaltecerse como tal. Esto, por una parte, la imagen que van a dar, aprovecharse de una situación donde las poblaciones internacionales son vulnerables, en este momento vulnerables, porque en países como España, donde hay más de 15 mil muertos, 18 mil aproximadamente.

Otro factor es la economía. O sea que las misiones médicas siempre han sido una gran fuente de ingreso para el Estado cubano. Ellos van a aprovechar que el mundo está vulnerable, que necesitan personal médico, porque alrededor de todo el mundo los médicos se están enfermando de coronavirus.

Lo único que el régimen cubano puede vender en estos momentos es los profesionales, a los médicos. Qué les digo que no les va a interesar si están preparados para.

Entonces Cuba como va a decir, de un momento a otro que ellos están preparados para tratar Coronavirus. Cuando las imágenes que estamos viendo que están saliendo de los hospitales cubanos son médicos que no usan guante, usan los cubrebocas de tela, que no usan protectores faciales, que tocan a los pacientes no mantienen una distancia de dos metros. Esa es la misma imagen que destacan en las redes. Y sin embargo, por otro lado, están diciendo que están preparados para esto.

Tienes estudiantes de medicina casa por casa, viendo a las personas que tienen infección, sin pensar que el estudiante de medicina, esta estrategia que están tomando puede ser un mecanismo para potenciar la infección, porque un estudiante infectado que no cumpla las medidas que vea 80 casas diarias puede infectar personas en esas 80 casas, esto es muy peligroso lo que están haciendo en estos momentos y desgraciadamente va a ser el pueblo cubano el que va a sufrir.

Por supuesto que no están listos. Ellos siempre van a querer que la imagen sea perfecta, de que todo está bien. Aunque tengas ciudadanos falleciendo, muriendo en la calle. No me gusta dar pronósticos negativos. Pero es muy probable que esto pase en Cuba.

Mientras ellos sigan, ellos van a decir que van a seguir con la cifra de infectados muy corta, con la cifra de fallecidos muy corta, pero ni siquiera cuentan a los pacientes con infección respiratoria que llegan a los hospitales.

Es muy difícil decirlo, muchos saben, puede que sepan, porque incluso hay organizaciones como el mismo Observatorio Cubano de Derechos Humanos que está poniendo en conocimiento a los países de la Unión Europea, las situaciones de trabajo de los médicos cubanos. Pero ellos, aun así, países como Italia, Andorra creo que aquí en España hay tres misiones medicas también, ellos los van a coger porque ellos van a querer resolver problemas

de salud de su población y va a ser a base también de violar derechos humanos básicos de los cubanos.

O sea que al final el gobierno cubano trata a los mismos cubanos como ciudadanos de segunda, ciudadanos de segunda, personas desechables. Es muy duro decirlo así, de esa manera. Pero analizando la situación como se está presentando, el estado de salud del cubano no le interesa al gobierno.

Diciendo que todo está perfecto, no hay agua ni desinfectante, continúa. No hay alimentos, las personas tienen que estar en colas largas para adquirir el alimento. El transporte, si lo suspendieron el transporte público, pero hay personas que tienen que seguir acudiendo a trabajar es que realmente

En mi opinión, es un caos lo que podemos pudiéramos ver en Cuba dentro de dos o tres. Ahora mismo. Es preocupante, en mi opinion,

Natalie: Cuba ha publicado estadísticas oficiales del número de casos de coronavirus confirmados, número de pacientes que se han recuperado y número de pacientes que han muerto, ¿crees que estos números son reales?

Daily: Las estadísticas que están dando no son reales.

Natalie: En el pasado, cuando hablabas en contra del régimen, entiendo que tu familia fue agredida por ellos, ¿están bien?

Daily:  En un pasado, por supuesto, mi familia fue asediada, maltratada, maltrataba, los amenazaban con que lo iban a despedir del trabajo, los amenazaban de que yo podría sufrir cárcel incluso le decían que yo podía estar hasta 20 años en la cárcel si yo seguía realizando actividades, que realmente yo no hacía nada ilegal, pero ellos querían verlo así. No solamente mi familia, mi madre, las personas allegadas, mis amigos, por ejemplo, había días que amanecía con un espía en la puerta de mi casa y salía al mercado y estaba detrás de mí, vigilando y haciendo filmaciones mías.

Salían personas de mi casa y ellos a unos metros de salir. Los revisaban, los amenazaban, que se mantuvieran alejados de mí.

Ejercían el mismo control que están ejerciendo en todo aquel cubano que en su momento sea opositor al sistema. En estos momento sé que mi familia son objeto de vigilancia y son objeto de vigilancia para lograrlo, pero el Departamento de Seguridad cubana ocupado eso lo sé que incluso mis amigos con los que tengo comunicación los han amenazado de que no hablen más conmigo, de que no se relacionen.

Algunos, incluso, cambiando, les proponen determinado beneficio para que entablar una relación más cercana conmigo y ellos le dicen hasta ver a dónde llegamos. Para que le den información, no sé qué tipo de información, porque no entiendo cuál es el procedimiento como tal de estas personas. Pero bueno, sé que mi familia sí son objetos de vigilancia, pero mantengo la comunicación con la gente para saber cómo está, si todo está bien y los que saben de mi es lo mismo.

Les digo que estoy bien que me estoy acostumbrando bien y muy pocas cosas, porque incluso en las comunicaciones los mismos gente de seguridad del Estado en su momento no lo hacía ver tras comunicarse con unos familiares eran intervenidas, nos amenazaban, nos hablaban de conversaciones que habíamos tenido telefónicas para que nosotros supiéramos, que éramos objeto de vigilancia. O sea, ellos querían saber qué hacemos, saber que ellos ahí vigilando para ejercer completa intimidación sobre nosotros.

Natalie: ¿Qué crees que va a pasar? ¿Estas preocupada o tienes esperanza para la democracia en Cuba?

Daily: Muy preocupada. Realmente yo no veo ningún avance democrático en Cuba, a pesar de que hay gran número de activistas dentro de la isla, porque los activistas siguen siendo asediados, reprimidos. Y realmente el cambio de sistema en Cuba debe ser drástico. No existe un cambio drástico, la democracia no va a existir. Además, también yo siempre pienso que la información es poder y en Cuba muchos no saben ni siquiera el concepto de democracia y no pueden exigir algo que no conocen.

Prefieren mantenerlo en la ignorancia en estos temas para mantenerlos como estamos oprimidos.

Natalie: Tú estás viviendo actualmente en España y hasta el jueves el coronavirus, la cifra de muertes de coronavirus había pasado los 15.000. ¿Qué se siente estar ahora mismo? ¿Cómo te sientes tú siendo una medico allá y si crees que puedes ayudar, y si puedes ayudar?

Daily: En estos momentos no estoy trabajando como médico aquí porque estoy en homologación aquí con los papeles del título profesional.

He hablado con otros médicos y sé que la labor que están haciendo los tiene exhaustos. Hay quienes están golpeados psicológicamente las condiciones en que han trabajado, las condiciones en las que se ha dado esta pandemia los tiene también afectados en la situación de que tienen que mantenerse alejado de su familia por la protección que ellos.

Natalie: Para terminar, hay algo que no se haya preguntado algo que tú crees que es importante que la gente sepa que a ti te gustaría decirle a la gente o que la gente conozca.

Daily:  Bueno, específicamente… es algo que los cubanos, también los cubanos que están dentro de la isla, les molesta… les causa

Muchos dicen hasta su depresión que no todas las personas, los extranjeros que no conocen la real situación de Cuba que intenten pensar en las condiciones en que vive un cubano para emitir un juicio sobre el sistema cubano. Muchos que hablan bien de los sistemas como Cuba, que piensen que existen miles de cubanos que prefirieron morir en el mar antes, que permanecer en un país con tan “buenos índices de salud” con tan “buena sociedad” a un país que no tiene derechos humanos.

Pero bueno, que la vida en Cuba del cubano no es como dice el sistema.

Sobre todo, y que, en estos momentos de crisis sanitaria, no escuchar nada que venga de la cuenta oficialista cubana, porque ellos mienten y mintieron, van a seguir mintiendo y siempre para mantener la imagen que hasta el momento han conseguido.